En la vida tus hábitos se construyen según la “secuencia de acciones consistentes” que lleves a diario, y esto es tanto para bien o para mal.  Un alto grado de conciencia sobre este aspecto repercute sobre todos los resultados que tenemos.

A lo largo del camino hemos conocido personas que se establecen propósitos en la firme convicción que al cambiarse de ciudad, país, casa o en el nuevo año que llegará todo será un nuevo inicio, un nuevo comienzo. Creen que estarán dadas todas las condiciones para que sus sueños o deseos se vuelvan una realidad. Sin embargo, curiosamente muchos de esos sueños o anhelos sufren tropiezos para materializarse. Y precisamente porque son sueños, y los sueños carecen de un compromiso, de una responsabilidad real para que se vuelvan tangibles.

Más bien diríamos que los sueños son amorfos, etéreos, y es muy común que cuando no se obtiene lo que se sueña siempre se encuentre una excusa a la mano que justifique nuestro estancamiento y que por lo general siempre se encuentra fuera de nosotros.

Solo hay un secreto que rompe ese ciclo repetitivo de excusas y justificaciones su nombre es: Disciplina, y es el único Secreto detrás del Éxito

Si uno va al diccionario y mira que significa “disciplina” encontramos que se define como “conjunto de reglas o normas cuyo cumplimiento de manera constante conducen a cierto resultado”.

En resumen, se podría decir que no importa cuál sea la meta, el camino para el éxito parece ser siempre el mismo: para ser experto en cualquier tema, la base es la disciplina.

Para tener una empresa exitosa, disciplina.

Para lucir un cuerpo perfecto, disciplina.

Para no caer en los mismos errores, disciplina…

ESFUERZATE PARA SER EL MEJOR

Los científicos aseguran que son las Acciones Repetitivas positivas, las que provocan cambios profundos en la mentalidad de una persona.

Por eso es muy importante identificar las costumbres que nos impiden ser tan disciplinados como quisiéramos; de paso aprender a ponernos metas realistas y alcanzables.

  1. El Primer paso que debemos dar es analizarnos.

Si lo tuyo no es la constancia, es importante que analice cuales son los hábitos que no te ayudan a cumplir lo que te propones.

Tal vez te cuesta levantarte temprano o tu concentración no es la mejor o se te dificulta manejar el tiempo para que rinda.

Teniendo esto identificado, haz una lista con objetivos pequeños para contrarrestar esos hábitos.

Por ejemplo: “Esta semana me voy a levantar 5 minutos más temprano, luego 10 minutos, así mi siguiente paso es 15 minutos hasta lograr el objetivo clave de levantarme 30 minutos antes”.

 Las listas con nuestros propósitos es algo que recomiendan los expertos de distintas disciplinas para focalizarse y organizarse.

  • Metas Claras

Al identificar los hábitos que te restan productividad, y luego fijarse propósitos para combatirlos, será más fácil pensar en nuevas metas.

Pero para que esto funcione, debes crear nuevos patrones de conducta. Por ejemplo, no pienses “Quiero bajar cinco kilos”.  En lugar de ello, comprométete así: “Haré ejercicios tres veces a la semana”.  

Las acciones son las que aterrizan nuestros sueños en realidades.

  • Prémiese. Estar motivado es una buena forma de cultivar tu disciplina. ¿Y cómo­­ puedo hacerlo? Muy fácil. Cada vez que logres una de las metas propuestas, otórgate una recompensa.

Derrocar los viejos hábitos no es fácil y si te consientes con algo que te gusta será más fácil motivarse a avanzar.

  • Elimina las excusas.

Para cambiar y ser más disciplinado necesitas hábitos, pero si no eliminas las excusas que a menudo te alejan de tus metas, no servirá de nada establecerlas.

Entonces es clave pensar que sin importar que pase, no tiene elección.

A veces debemos hacer cosas que no nos gustan tanto, como madrugar o hacer una tarea día tras día. Es solo cuando nos focalizamos en el fin de esas acciones, y no en el “sacrificio” que nos supone ejecutarlas, logras fortalecer tu voluntad y llegar a ser el mejor en lo que te propongas.

PASAR AL SIGUIENTE NIVEL

Tener clara la definición de nuestra meta nos ayuda a levantar en el horizonte faros gigantes que nos marcan el camino y brindan una perspectiva más aplomada de lo que es establecer un propósito en cualquiera de las áreas de responsabilidad.

Lo que sigue me emociona aún más, ya que es establecer un plan de trabajo para ir tras el faro con pasos firmes, sin dejar las cosas al azar.

Estar feliz implica disfrutar de la vida mientras das lo mejor de ti.

 Aceptar lo que eres como persona y el estilo de vida que llevas.

El éxito se puede percibir como ese momento en el que logras cumplir las metas que te marcaste y obtienes los resultados propuestos.

¿Quién no desea lograr el éxito en la vida?

El problema no es el Éxito y como alcanzarlo sino definirlo según lo que realmente quieres lograr. Para algunos es simplemente alcanzar ciertos objetivos, tener dinero o poder. Para otros es organizarse y hacer un hogar, una familia, tener hijos, ser padre o madre.

Hay respuestas para todos los gustos.

Si reflexionamos un poco más, comprobaremos que la mayor parte de los indicadores que utilizamos son externos y exhiben más poder que éxito. Mirarlo desde ése punto de vista encierra una trampa: si alguna vez logramos alguno de esos objetivos, es fácil que nos inunde una sensación de vacío importante. En tal escenario, el asunto solo se arregla cuando nos fijamos otra aspiración.

 El éxito no es un lugar o una meta, sino un estado, una sensación. Consiste en ser feliz con lo que se hace. En ser cada vez mejor y tener un equilibrio en todas las facetas de nuestra vida.

No es válido triunfar en un aspecto a expensas de sacrificar otra, como les sucede a muchas estrellas de Hollywood. Son grandes actores o actrices, pero arrastran un complicado historial de deficiencias en su vida personal.

Por ejemplo: Si Instagram pudiera recopilar el éxito interior de las personas que salen en las fotos en lugar de la apariencia, seguramente nos llevaríamos alguna sorpresa. Algún guapo no lo sería tanto y algunos de los que aparecen desfavorecidos en las imágenes serían considerados una belleza.

El éxito interior es más integral, toca cada una de las facetas de nuestra vida, se apoya en nuestros valores y, además, es sostenible en el tiempo. Lógicamente no es perfecto. Es imposible lograr ese nivel, pero estar felices con nosotros mismos y con lo que hacemos genera una satisfacción real y duradera.

Como son la:

  • Paz interior. El éxito se puede valorar por el número de horas que descansamos, aunque pueda sorprendernos. Cuando uno está aquejado de mala salud o tiene una preocupación puntual es posible que vea afectado su descanso. Los problemas constantes para dormir suelen ser un reflejo de una preocupación, de un conflicto no resuelto o de algún tema que nos corroe.
  • Trabajar por un propósito. La satisfacción de lo que se hace tiene un impacto positivo en la vida de los demás. No hace falta que sea una empresa grande, basta con cuidar a un familiar, dirigir adecuadamente un equipo de personas o, sencillamente, tener unos valores positivos. Contar con un propósito y trabajar en él es uno de los grandes éxitos que podemos alcanzar en nuestra vida.
  • Desarrollo de potencial. La convicción de estar explotando al máximo las capacidades que tenemos. Por eso, cuando poseemos un talento al que no sacamos partido nos genera cierta frustración. Un ejemplo claro lo podemos ver en el trabajo cuando desarrollamos una tarea y pensamos estar más cualificados.
  • Estar aprendiendo. La sensación de estar creciendo y progresando como ser humano es una de las motivaciones más profundas que poseemos, junto con la de contribuir a un propósito. Resulta frustrante creer que estamos estancados en el trabajo o en nuestra vida personal.
  • Buenas relaciones personales. La capacidad para construir y mantener relaciones que enriquecen y suman es un indicador de éxito y de profunda satisfacción.
  • Ética. La autoridad moral para decir que mentir, robar o cualquier otra conducta negativa es inadecuada. Poder aseverarlo porque nosotros no incurrimos en ello nos genera tranquilidad de espíritu y paz interior.

En definitiva, podemos concluir que el éxito no es una meta, sino un estado que podemos alcanzar si somos capaces de salir de nuestra zona de confort. Basta con enfocarnos en los indicadores descritos.

Durante el mes de Junio de 2020, tuvimos el agrado de ser invitados a Radio Online Music City de la Ciudad de Machala, la temática de la entrevista fue precisamente hablar de la importancia de la ética y la responsabilidad social en los negocios

Adicionalmente, y ya que recibimos muchas preguntas respecto a diversas propuestas falsas de emprendimiento, que como siempre intentan basarse en un producto (últimamente en tecnologías como criptomonedas, block chains, anuncios, etc) pero que siguen siendo el típico sistema de captación de dinero y ganancia por afiliación.

Enfatizamos en que la ciudadanía ya conoce este tipo de estafa y que debería hacer conciencia en crear negocios sobre bases sólidas y productos o servicios reales.

¿No se reprodujo el video? Link aquí

Un objetivo sin un plan es solo un deseo

Antoine de Saint-Exupéry

Este lunes 07 de Enero de 2019, tuvimos el agrado de ser invitados a Radio Fiesta de la Ciudad de Machala, la temática de la entrevista fue «Importancia de trazar un plan de acción al inicio del año».

Donde resaltamos la importancia para todo tipo de negocios, el anticipar los posibles imprevistos, obstáculos y riesgos, que puedan ocurrir durante el siguiente periodo, así como tomar todas las acciones y estrategias necesarias para lograr su desarrollo eficiente y productivo, en este caso, en el periodo 2020.

Es así que todos los planes que no se lleven a efecto, y el realizar las cosas de forma improvisada y aleatoria, solo producirá en el final de los casos: retrasos provocados por dicha falta de previsión.

Los negocios actuales se enfrentan a una serie de desafíos entre ellos la ola tecnológica que está consumiendo a muchas empresas medianas y grandes, en una nueva realidad donde los «nuevos adultos», los nacidos entre 1992 a 2010 son los que ponen el ritmo.

Aprende más en el video.

Este 6 de Enero de 2020, estuvimos en las oficinas del importante medio impreso regional, Revista El Orense dialogando sobre un tema trascendental para el entorno social y económico en el que vivimos.

Abordamos la importancia del la Innovación en el emprendimiento y cómo afecta la falta de originalidad, y la costumbre «criolla» de la copia.

 Dejamos por sentado que copiar o imitar no es emprender, así mismo que todo nuevo emprendimiento debe ofrecer a las personas no solo un «buen producto» simplemente porque nos pareción así sino aportar una innovacion, marcar una tendencia, utilizar fórmula únicas, pero sobre todo, ofrecer una solución real al público objetivo, y no una mera ilusión que mas tarde que temprano finalizará en un fracaso del mismo.

Más sobre este tema en el video.

La vieja forma de «hacer conocer un producto o marca y conectarlo con los compradores» ha muerto y se ha sepultado, de hecho no le quedan ni los huesos.
A pesar de ello, existen muchos, muchísimos que se empeñan en utilizar las viejas teorías pero con escasos resultados.

Es entonces cuando el progreso y avance de nos obliga a adaptarnos no solamente a contar una historia que impacte a un potencial consumidor sino crear un «mundo» adaptado y exclusivo para nuestro ecosistema comunicacional, de esos se trata el storyscaping el cual es tendencia en 2020.

¿Qué es storyscaping?

El concepto de storyscaping nace en el año 2014 a partir de Gaston Legorburu y Darren McColl quien escribiera el libro titulado: Storyscaping: Stop Creating Ads, Start Creating Worlds («Storyscaping: deja de crear anuncios y empieza a crear mundos»), en dicho libro se expresa que el storyscaping consiste en » crear un mundo de experiencias emocionales donde cada conexión inspira interacciones con otras, de manera que la marca se convierte en parte de la historia del consumidor. El storyscaping se basa en… conectar de forma eficaz a las empresas (marcas) con las personas (consumidores)».

Además el storyscaping consiste en marca y consumidores conectados a través de experiencias y valores compartidos, dan lugar al «viaje del héroe» del cliente, en el que el producto forma una parte importante de la historia.

Pero ¿cual es la novedad del storyscaping, y que lo diferencian del storytelling convencional?

El storyscaping consiste en contar la historia del cliente, no de la marca.

Por tradición, la marca es el héroe y el consumidor es solo un espectador pasivo. Por otro lado, y ahora, el storyscaping le da la vuelta al sentido del teatro e invita al usuario que adopte un papel activo.

Esto es muy importante porque es mucho mas facil y con profundidad emocional recordar con mucha más facilidad las historias que nos han pasado a nosotros, en lugar de las que solo nos han contado.

El storyscaping se lleva a cabo dentro de un entorno multicanal.

Un término acuñado en este concepto es el experience space o espacio experiencial en el que se desarrollan las historias, esto es, donde el cliente interactúa con la marca.

Es así que el protagonismo pasa a estar en el usuario, acompañandolo en sus travesías, de historia tras historia. En este concepto tu marca toma el rol un rol de mentor y ofreciéndole maneras de resolver sus dificultades.

En el storyscaping, las historias nunca se dan por terminadas. Se trata de crearle a tu marca una historia o varias historias que van en secuencia una de otra (no al azar) de esta forma se construye un nuevo universo único, exclusivo y en evolución continua.

¿Quieres implementar esta tendencia en tu marca? Contáctanos con total confianza…

En diciembre empezamos nuestra gira de medios, con la finalidad de marcar el prescedente respecto de las tendencias tecnológicas y mercadológicas que no están llegando a todos los comercios y sectores de la economía.

Es así que recibimos la invitación de Radio Music City de la ciudad de Machala, donde abordamos éste y otros temas, entre ellos el taller que se llevará a cabo en la ciudad de Machala el 20 de Enero.

Un taller orientado a los nuevos emprendedores del sector, quienes se verán beneficiados de una orientación personalidad, empezando por el taller de apertura, y continuando con un seguimiento durante 4 semanas, siguientes al evento.

Más detalles puedes encontrar en el video

Siempre es tiempo de crisis. Y es que desde que usted y yo tenemos memoria la frase «es por la crisis», ha sido una excusa que ha truncado muchos sueños y el justificativo para que muchas personas a lo largo de las décadas permanezcan en la zona de confort.

Pero éste no es un artículo sobre motivación ni mucho menos, aunque muchos «motivadores» y «pseudo-coach» utilizan el mito de la crisis para vender su servicio.

Y es que cualquier persona en cualquier época del año puede caer en un periodo de dificultad financiera o personal llamado crisis, pero con los avances tecnológicos de la humanidad, podemos dar fe por nuestros propios ojos que es mucho más fácil salir de dichas «crisis» de un modo más rápido.

Hace un par de décadas era un verdadero problema hacer publicidad de un producto o servicio que un emprendedor esperase vender.

Contactar con proveedores era muy dificil y engorroso. Incluso alcanzar potenciales clientes (peor si tu producto o servicio está orientado a otras empresas) éra una tarea que solo los mejores speachers podían alcanzar.

No hay que pensar mucho para concluir que la tecnología nos ha acercado más a nuestros objetivos profesionales y personales

Sin embargo, el problema o «motivo de crisis» hoy radica en cómo uso eficientemente dicha tecnología para alcanzar nuestros objetivos.

Obtener la rentabilidad deseada no es tarea facil, y mucho menos automática. Es por esto que la mayoría de las nuevas empresas que se crean tienden a cerrar durante el primer año de funcionamiento.

Es por ello que todo nuevo emprendedor con aspiraciones de crecimiento, debe realizar una mínima investigación respecto a qué nuevas tendencias tecnológicas existen a fin de acceder a ellas para ponerle ascelerador a su pequeño retoño de negocio.

Desde maquinaria más pequeña y eficiente, hasta los medios de comunicación digital con su estrategia de medios son oportunidades que no debemos pasar desapercibidos.

A veces tendemos a invertir en equipo de segunda o buscar proveedores solamente por ser los más económicos, sin procurar establecer el equilibrio anhelado entre precio y calidad, ¡y buena calidad!.

Despues de todo… nadie quiere crear una empresa que lo conviera en empleado y esclavo de las facturas.

 

Cuando quieres emprender lo primero que debemos observar son las normas que regulan el comercio; en nuestra legislación, el Código de Comercio es el cuerpo normativo que contiene las normas que regulan:

  1. Las obligaciones de los comerciantes en sus operaciones mercantiles; y,
  2. Los actos y contratos de comercio (aunque no sean ejecutados por comerciantes).

Lo siguiente en lo que debemos pensar es sobre el tipo de persona que realizará el comercio; teniendo dos posibilidades:

  1. Como persona natural, haciendo del comercio una actividad habitual; o,
  2. Como sociedad (compañía), la cual debe estar constituida de conformidad con las leyes

Posteriormente, debemos saber qué principios rigen el comercio dentro de nuestra legislación; al respecto el Código de Comercio, en el artículo número tres, nos detalla que la ley comercio se regirá por los siguientes principios:

  1. Libertad de actividad comercial;
  2. Transparencia;
  3. Buena fe;
  4. Licitud de la actividad comercial;
  5. Responsabilidad social y ambiental;
  6. Comercio justo;
  7. Equidad de género;
  8. Solidaridad;
  9. Identidad cultural; y,
  10. Respeto a los derechos del consumidor.

Estos principios, desde el análisis de XPERTING, nos conducen a una economía capitalista compasiva, donde la actividad de las operaciones mercantiles no se oriente únicamente a obtener ganancias a cualquier costo, si no desde una perspectiva más solidaria, que busca:

  1. Beneficiar a la sociedad de manera social y ambiental.
  2. Respetar al consumidor.
  3. Fomentar un capital inclusivo y solidario-compasivo.

Parece ser más que una moda, la acentuación de algo que todo el mundo ha querido por mucho tiempo: poseer mucha riqueza llámese este oro, plata, tierras, propiedades, bienes, lujos, etc.

Los cuentos y fábulas de todos los tiempos han alimentado la codicia de las mentes soñadoras: la gallina de los huevos de oro, los guisantes mágicos, un príncipe que saca a una muchacha de la pobreza, etcétera etcétera etcétera.

No digo que esté mal soñar. El punto es cuando estos sueños se vuelven un obstáculo que nos nubla la visión objetiva y la realidad de las cosas: Que el dinero fácil no es tan fácil como parece.

Las personas con poca coherencia, educación y cultura se meten en cualquiera cantidad de negocios raros una y otra vez, que siempre terminan en desastres tarde que temprano en su afán de alcanzar un estatus económico «agradable» en el menor tiempo posible.

Ya parece que nadie quiere respetar el tiempo de la cosecha, sino que quieren que tan pronto como siembran empezar a cosechar en abundancia.

Nuestros ancestros sabían que para poder ganarse el pan del día, era necesario arar, sembrar, cuidar, cosechar, moler, cocinar y comer. Con la globalización y los avances tecnológicos ciertamente, estos ciclos de tiempo se han reducido pero no se ha eliminado ninguna etapa, mucho menos el proceso completo.

Es lamentable, que muchas personas en nuestro círculo social se ven envueltos en promesas «maravillosas» de generar ingresos «mientras duermes» con el mínimo esfuerzo o en «tus horas libres».

Los vendedores de este tipo de utopías, usualmente utilizan citas o frases de autores de renombre o figuras multimillonarias haciendo a un lado todo lo que éstas personas tuvieron que pasar en su momento para lograr los resultados que alcanzaron, prometiendo lo mismo pero en tiempo record lo cual es dudoso y falso.

La primera y unica regla para detectar este tipo de estafas es recordar que el dinero fácil no existe, y que si alguien te lo ofrece así de fácil, tarde o temprano te lo vendrá a cobrar con todos sus intereses y amenazas.

Recordar que todo lo que vale la pena necesita un esfuerzo de tu parte. Y que es mejor trabajar en una idea propia, en vez de una utopía multinivel que te hará trabajar el doble de lo que lo harías como empleado o empleada ganando lo mismo o menos en promedio anual.

Nos hemos dado cuenta como en nuestra cultura, muchas personas pierden grandes cantidades de dinero en sus aventuras de negocios por que fallan frecuentemente en la planificación así como en los análisis eficientes. Por algúna razón sea esta miedo a los ladrones de ideas, desconfianza o simplemente arrogancia o la idea de que son demasiado listos como pedir asesoramiento, hacen que caigan una y otra vez en graves pérdidas económicas.

En Xperting nos encargamos de asesorar a los emprendedores, dueños de negocios e inversores nuevos o con años de existencia en los mercados, justo con este objetivo, lograr de que su inversión de tiempo, dinero y energía sea efectivo y productivo.

Recuerda: No inviertas en utopías hazlo con solidez y seguridad, la vida es corta y más importante que desperdiciar dinero es malgastar tu activo más valioso: tu tiempo.

 

Más información sobre los servicios de Xperting

gerencia@xperting.club

Celular 0983543900